Una semana sin alimentos procesados ¿Es posible?

Esta semana quiero contaros mi experiencia comiendo completamente crudivegano y sin ningún tipo de alimentos procesados durante  siete días  (frutas, verduras, nueces y semillas, algas, etc)

Por lo general, las dietas crudiveganas excluyen por definición este tipo de alimentos. Sin embargo, yo decidí en el pasado empezar a utilizar algunos de estos alimentos como condimento para mis ensaladas, desayunos, platos de fruta etc. Aunque etiquetaba mi estilo de vida bajo la etiqueta de “crudivegano”  muchas veces mi dieta no se ajustaba al 100% a la definición del término.

Es por eso que esta semana decidí hacer una semana de desintoxicación, y eliminar todos esos productos procesados que había incluido en mi dieta y así ver si encontraba alguna diferencia.

 

¿Qué són los alimentos procesados?

Un alimento procesado es todo aquel que haya sido manufacturado por el ser humano. Estos alimentos, a diferencia de los frescos, comportan una elaboración por parte de la industria alimentaria.  Hoy en día hay una extensa variedad de este tipo de alimentos, y casi todo el mundo los suele consumir a diario ya sea por comodidad o conveniencia. Son una forma de “comida rápida” muy popular, dado el estilo de vida y sistema de consumo en el que nos vemos involucrados.

 

¿Qué alimentos NO son procesados?

Entre aquellos alimentos que no son procesados se encuentran las frutas, las verduras, las nueces, las semillas y granos enteros y tambíen los productos animales como los huevos , la carne y el pescado, siempre que no hayan sido modificados por el ser humano.

¿Por qué son perjudiciales para la salud?

El problema con este tipo de alimentos es que contienen una cantidad excesiva de sal, azúcar, y aditivos artificiales que sobreestimulan  nuestro paladar.  En resumen, estos alimentos crean adición y nos hacen comer más de lo que debemos. Es por eso que no sentimos necesidad de sobreconsumir alimentos simples como la fruta o la verdura, pero si lo hacemos frente a otros más procesados (patatas fritas, chocolatinas, bebidas azucaradas, etc.)

Hoy en día estamos severamente expuestos a este tipo de alimentos: esto sucede ya que la publicidad en los medios de comunicación nos hace creer que si comemos esa hamburguesa, tomamos ese refresco o tal comida procesada, seremos felices. Sin embargo esto no puede alejarse más de la realidad. Estos alimentos hacen que sintamos una necesidad desmesurada de comer y que además, luego nos entren ganas de echarnos una siesta.

Además, estos alimentos contienen grandes cantidades de aditivos y conservantes perjudiciales para la salud. Por otro lado, son más bajos en proteínas, vitaminas y minerales que los alimentos frescos.

Hay ciertos grados de procesamiento en un alimento. Por lo general, cuanto más procesado sea más dañino es para la salud. En algunos estudios, se ha concluido que la ingesta diaria de estos alimentos puede derivar en cáncer, diabetes, obesidad o problemas cardíacos.

Dado que lo que le importa a la industria alimenticia es vender y no nuestra salud, se busca crear alimentos que sean altamente adictivos y más baratos (es decir, más procesados y con menos nutrientes) Los empresarios salen ganando y los consumidores están cada vez más obesos y enfermos.

¿Cómo podemos evitarlos?

Evitar los alimentos procesados es una decisión que mejorará tu calidad de vida enormemente. Quieres consumir alimentos frescos, sin empaquetado, que promuevan la salud y no la enfermedad. Estas son algunos de los tips que te pueden ayudar:

  1. Cocina en casa:

    De esta forma sabrás perfectamente lo que hay en tu comida. Si preparas tus propias comidas evitarás todo tipo de químicos, conservantes y aditivos que se encuentran en la comida procesada y adictiva. Además, utilizando alimentos frescos la comida tendrá más sabor y nutrientes.

  2. Lee las etiquetas:

    En caso de que tengas que comprar algún alimento procesado o con etiqueta, asegúrate de leerla atentamente y trata de evitar aquellos que son más procesados. Por lo general, cuando más ingredientes contiene un alimento, más procesado es.

  3.  Come frutas y verduras crudas

    En ellas los nutrientes están completamente intactos. Para acostumbrarte, puedes añadir la fruta a tus snacks y luego realizar comidas más ligeras a base de sólo frutas y verduras

  4. Evita los productos light

    Los productos light son sin duda de los más procesados e insaludables que existen. Además, engordan ya que son adictivos. Muchas marcas eliminan la grasa de esos productos y la sustituyen con azúcar, conservantes y químicos que no quieres consumir. Son completamente antinaturales y desequilibran al cuerpo, que no reconoce todos los aditivos artificiales que llevan. Además, están vacíos de nutrientes.

  5. Haz tu propia comida procesada

    Si te apetece mucho algún alimento procesado pero no quieres consumirlo, siempre puedes hacer tu propia versión casera saludable. A mi me encanta veganizar o crudiveganizar recetas típicas donde se utilizan alimentos de origen animal o procesados. Un ejemplo es la pasta de calabacín como sustituto de una pasta de trigo convencional. Por otro lado, también puedes hacer tus propias recetas de aderezos para ensaladas veganas o crudiveganas. Tengo muchas recetas en mi canal de youtube si te interesa.

¿Comer crudivegano, es saludable?

Comer crudivegano es completamente saludable siempre que incluyas una variedas de frutas, verduras, nueces y semillas en tu alimentación. Esta dieta se basa en la abundancia y no en la restricción.

Si quieres saber más sobre esta dieta y sus principios te recomiendo que visites mis artículos:

  • ¿Qué es 801010? https://philosophyandfruit.com/que-es-80-10-10/
  • ¿Qué son el veganismo, el crudiveganismo y el frugivorismo? https://philosophyandfruit.com/veganismo-crudiveganismo-frugivorismo/
  • ¿Cómo seguir una dieta crudivegana en climas fríos? https://philosophyandfruit.com/dieta-crudivegana-climas-frios/

Mi experiencia y conclusión personal

En mi opinión personal, este reto no fue difícil para mi, pero si considero que puede serlo para aquellos que hayan consumido comida procesada por mucho tiempo. Cuanto más tiempo llevamos comiendo de forma saludable, más fácil es hacerlo y viceversa. Lo cierto es que los alimentos procesados están expresamente diseñados para nuestro consumo y comodidad: si queremos salir de ahí requiere un compromiso y dedicación por nuestra parte a probar cosas nuevas.

Puedes seguir encontrando información sobre mi experiencia en mi canal de Youtube, dónde he documentado el proceso día a día:

Raquel Abellán Ruíz

Descubrí el veganismo en un momento muy importante de mi vida, y, desde aquel entonces, supe que no se trataba de una dieta más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *