El poder de la gratitud. Cómo ser agradecido te hace más feliz.

Comparte en las redes
Facebook
Facebook
Instagram
Google+
Google+
YouTube

El poder de la gratitud; entendemos la gratitud como el acto de agradecimiento o apreciación por lo que poseemos. Este poderoso hábito puede ayudarte a ser más feliz y atraer abundancia en tu vida. Según estudios psicológicos, expresar tu gratitud eleva notablemente tu felicidad hasta un 90%, siendo las personas menos felices las que más se benefician de esta técnica.

En este artículo analizamos por qué esto sucede y dónde yace el enorme poder que tiene la gratitud. Si quieres saber cómo funciona y aprender a cultivar más experiencias por las que estar agradecido te invito a seguir leyendo.

La gratitud ¿porqué funciona?

La gratitud te hace más feliz. Es un hecho probado que esta actitud transforma tu cerebro creando un estado mental más positivo y feliz. Una persona agradecida tiende a sentirse más satisfecha con su vida. Esto sucede dado a una serie de factores que influyen en cómo nos sentimos cuando expresamos agradecimiento, consiguiendo que estemos más contentos, sean cuales sean las circunstancias de nuestras vidas.

  • Eleva tu vibración.

Cuando estamos sintiendo gratitud, esto nos aleja de un estado de miedo, ya que la gratitud constituye en una de las emociones más elevadas que podemos experimentar.
Un ejemplo de esto consiste en el experimento realizado por el Dr. Masaru Emoto, quien demostró que nuestros pensamientos, palabras y sentimientos impactan las moléculas de agua, la tierra, y nuestra salud personal. Emoto analizó los patrones que las partículas de agua formaban tras ser expuestas a diferentes vibraciones, de música pensamientos o palabras. Descubrió que el agua de manantiales claros y el agua que había sido expuesta a palabras de agradecimiento mostraba formas más simétricas, armónicas, multifacéticas y coloridas. Por el contrario, el agua contaminada y el agua expuesta a pensamientos negativos formaba patrones incompletos y asimétricos con colores opacos. Imagina el impacto que ser agradecido puede tener en nuestros cuerpos que se componen de más del 70% de agua.

  • Cambia tu enfoque y te hace más presente.

Cuando eres agradecido tu enfoque cambia y empiezas a ver las cosas de otra manera. Tu cerebro se enfoca en aquello a lo que prestas atención, viendo más de eso a tu alrededor. Si te sientes agradecido por lo positivo en tu vida, esta te dará más razones para estarlo.

Además, esta actitud te obliga a situarte en el momento presente recordándote que el ahora es el único momento que existe. Practicar gratitud te facilitará el estar completamente presente.

  • Aumenta tu confianza.

Ser agradecido te hace más seguro de ti mismo: cuando te enfocas en lo que tienes en lugar de tus carencias, tu confianza se ve aumentada. Esto contribuye a aceptarse a uno mismo y a tu estilo de vida, además de que evita que te compares con los demás y te enfoques en tu propio camino en lugar de lo que hacen los demás.

  • Disminuye tus preocupaciones.

    Sentirte en agradecimiento te ayuda a disipar las preocupaciones y disminuir tu ansiedad. Cuando aprecias lo que tienes y te sientes satisfecho con ello tu mente se relaja. Además, si te muestras contento con lo que tienes esto evitará que añadas cosas innecesarias a tu vida evitando también el estrés que estas acarrean.

  • Mejora tus relaciones y salud.

Demostrar tu gratitud fortalece tus relaciones con tu familia y amigos. A menudo damos por sentado nuestros familiares y amigos y lo que hacen por nosotros. Tus seres queridos incluyendo familia y amigos más cercanos seguramente te brindarán apoyo cuando nadie más lo haga, muéstrate agradecido por ello.

Por otro lado, aquellos que se muestran más agradecidos tienden a gozar de un mejor estado de salud en general: la gratitud favorece el sueño y disminuye los niveles de estrés y depresión.

Hábitos para ser más agradecido en tu vida

A continuación te propongo los hábitos más efectivos para cultivar más gratitud en tu vida. Practicar estos a diario no sólo te sentirás más agradecido sino que también aumentarás tu nivel de felicidad, estado de ánimo y salud en general.

  • Crea un diario de gratitud.

Una técnica muy efectiva consiste en crear un diario de gratitud o “journal” en inglés. Esta propuesta consiste en llevar a cabo a diario una lista de aquellas cosas positivas que ocurren durante el día o por las que estás agradecido. Para comenzar, puedes proponerte escribir en tu diario de gratitud tres cosas por las que te sientes agradecido cada día.
Hay que tener en cuenta que, no tienen porqué ser grandes cosas, pues hasta el más pequeño detalle es merecedor de ser apreciado. Un gesto amable de alguien, una comida deliciosa o una taza de té caliente pueden ser suficientes para mantenerte enfocado en una mentalidad positiva durante el resto de tu día.

  • Cambia completamente tu forma de pensar.

    Ser consciente de tus hábitos de pensamiento y aprender a mirar las cosas desde otra perspectiva te ayudará a ser más agradecido. Piensa que, las personas que están agradecidas no necesariamente tienen vidas mejor que la tuya. Quiénes practican gratitud, suelen ser personas que enfrentan situaciones extremadamente difíciles, pero lo hacen porque comprenden que la situación en sí no es el problema, sino su actitud al respecto.

A menudo cuando algo negativo sucede en nuestra vida, adoptamos el papel de víctima y nos quejamos. Es importante aprender a dejar de lado ese hábito mental y tener el nivel de consciencia suficiente como para sorprendernos a nosotros mismos en esos momentos. En una situación frustrante como un atasco en el tráfico, podemos enfocarnos por ejemplo en lo afortunados que somos por ser capaces de movernos en coche de manera segura en nuestra ciudad. O por ejemplo, en lugar de quejarnos frente a tener que cocinar la cena, podemos estar agradecidos por el hecho de que podemos permitirnos comprar comida a diario.

  • Ser agradecido por los pequeños detalles de tu vida  es importante.

No hace falta que algo extraordinario suceda para mostrarnos agradecidos, pues las pequeñas cosas marcan la diferencia drásticamente. Detalles como tener los fines de semana libres, disponer de aire acondicionado en casa, o el hecho de que no necesitamos exponernos a condiciones climáticas o amenazadoras para nuestra seguridad a diario supone un privilegio que en muchas otras partes del mundo no disponen.

  • Desarrolla un estilo de vida saludable.

Ser agradecido te ayudará a mantenerte sano mentalmente además de que influirá sobre tu salud física. Sin embargo, también puedes aumentar tu nivel de gratitud al  desarrollar un estilo de vida sano y cuidando de ti mismo. Algunos hábitos para esto son: ir a dormir temprano y dormir suficiente, bebiendo y comiendo de una manera que procure tu bienestar, hacer ejercicio diario, escucharte a ti mismo etc.

  • Ayuda a los demás.

Ayudar a los demás y hacer actos que demuestren caridad y compasión no sólo hacia tus seres queridos sino hacia desconocidos puede ayudarte a sentirte más agradecido, pues estarás ofreciendo una retribución desinteresada a las personas de tu alrededor.

  • Simplemente di gracias.

Decir esta palabra en voz alta puede ayudarte a consolidar el sentimiento de gratitud en tu vida. No solo eso, sino que les permite a otros saber que estás agradecido por las cosas que hicieron por ti. Puedes utilizar la palabra “gracias” como una forma de oración o mantra para agradecer cosas específicas o simplemente repitiendo las palabras para ti mismo.

Conclusión: Ser agradecido no significa ser conformista.

En resumen, la gratitud es un hábito muy simple pero poderoso, que puede tener un gran impacto en nuestra vida diaria y perspectiva desde la cual vemos las cosas. Te recomiendo incluir estos hábitos a diario y observar como tus circunstancias se transforman. Sin embargo es importante por eso recordar que ser agradecido y ser conformista no es lo mismo. No hay nada malo en ser ambicioso y querer ir más allá de dónde estamos, pero debemos entender que si no empezamos apreciando lo que tenemos en el momento presente nunca seremos felices.

Mejores frases para inspirar gratitud

“La gratitud no es la más grande de todas las virtudes, sino la madre de todas las demás.” Cicerón

“Cuanta más gratitud sientas, más feliz serás y tu vida cambiará más rápido” Rhonda Byrne.

“Cuando te levantes por la mañana, piensa en el privilegio de vivir: respirar, pensar, disfrutar, amar.” Marco Aurelio.

“Si te das cuenta de que tienes suficiente, eres verdaderamente rico” Proverbio Indio.

“Cada mañana nacemos de nuevo. Lo que hacemos hoy es lo que más importa” Gautama Buda.

“Demos gracias a las personas que nos hacen felices; son los adorables jardineros que hacen florecer nuestras almas” Marcel Proust.

“No tengo que perseguir momentos extraordinarios para encontrar la felicidad – ella está justo en frente de mí si presto atención y practico la gratitud.” Brene Brown

Fuentes:

Tiny Buddha, 6 ways gratitude can improve your life and make you happier.

https://tinybuddha.com/blog/6-ways-gratitude-can-improve-life-make-happier/

https://tinybuddha.com/blog/3-ways-cultivate-gratitude-boost-happiness/

http://createmindfully.com/raise-your-vibration-with-gratitude-the-most-important-step-in-the-law-of-attraction/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *