¿Cómo seguir una dieta crudivegana en climas fríos?. Qué como en un día en una dieta crudivegana.

Una dieta crudivegana es aquella que se constituye mayoritariamente de frutas, verduras nueces y semillas en su estado natural. Esto significa que los alimentos se consumen en su estado crudo o no cocinados a temperaturas superiores a 42 grados centígrados, ya que los nutrientes se pierden cuando cocinamos a altas temperaturas.Entre los beneficios de seguir esta dieta se encuentran mayores niveles de energía, menor nivel de oxidación del cuerpo y mejor salud en general

Sin embargo, seguir una dieta crudivegana en climas fríos o en la época de invierno puede ser de mayor dificultad si no estamos acostumbrados. A pesar de que mucha gente lo considera implsible, no es nada difícil si se saben escojer bien los alimentos, así como su preparación. En este artículo te present algunas de las claves para comer crudivegano en invierno así como las recetas que yo cosumo en un día en esta dieta

¿Cómo seguir una dieta crudivegana en climas fríos?

Una dieta crudivegana es muy saludable y una opción sostenible en un clima temporalmente frío si se sabe llevar. Algunos de los consejos para comer crudivegano en invierno son:

  • No comas alimentos fríos.

Comer crudivegano no significa que tu comida tenga que ser fría todo el tiempo. Puedes dejar tus frutas y verduras a temperatura ambiete o incluso calentarlas a muy baja temperatura a fuego lento.

  • Prepara recetas crudiveganas calientes.

Puedes preparar sopas con agua caliente, smoothies templados o bebidas como el té. Te será muy reconfortante y seguirás obtenindo todos los nutrientes de los alimentos, pues por cocinar a bajas temperaturas estos no se dañan.

  • Mantente activo.

La actvidad física es clave para el invierno y cualquier época del año. Especialmente si comes crudivegano, el ejercicio físico te ayudará a mantener tu metabolismo activo.

  • Consume alimentos de temporada.

Los alimentos de temporada como los persimmons, los caquis, las naranjas o la col kale son ideales para la época de otoño ya que contienen más nutrientes y te ayudarán a mantener el calor corporal.

  • Come alimentos más densos en calorías y nutrientes.

Los alimentos densos en calorias te ayudarán a mantener tu cuerpo en buen estado. Algunos de ellos son las nueces y otros frutos secos, semillas, frutas altas en calorías como el plátano, los mangos o los persimmons.

  • Utiliza especias y pimentón.

Las especies también contienen nutrientes, vitaminas y minerales. Algunas de las más recomendables y beneficiosas son la curcúma, el ajo y el pimentón. Especialmente el pimentón picante o cayena ya que acelera el metabolismo y ayuda a mantener el cuerpo caliente, así como mejora la salud cardiovascular.

  • Consume más grasas saludables.

Aunque es recomendable seguir una dieta baja en grasas puedes aumentar tu consumo de éstas en invierno. Te ayudarán a mantener la temperatura corporal así como a sentirte más saciado. Algunos ejemplos de grasas saludables son el tahini o crema de sésamo, las nueces, frutos secos y el aguacate.

  • Mantén una buena temperatura en tu hogar.

Aunque es obvio que en invierno debes mantener tu hogar a buena temperatura y abrigarte, no subestimes estas dos opciones. Si bien abrigarte te ayudará a no pasar frío también hara más fácil comer crudo y que no se te antojen otros alimentos.

  • Bebe líquidos calientes.

La temperatura de los alimentos y bebidas que consumimos afecta nuestra temperatura interna. Puedes incluir líquidos calientes como el té u otras variantes para mantener tu organismo caliente.

¿Qué comer en un día en una dieta crudivegana en otoño? Mis recetas.

A continuación te presento algunas de las recetas que yo consumo en otoño u invierno. Todas son crudiveganas, densas en nutrientes y altamente recomendables para esta época.

Desayuno: Zumo de calabaza, persimmon y zanahoria

Este zumo constituye una opción ideal para los días fríos pues es rico en calorías y alimentos de temporada como la calabaza o los persimmons. Contiene vitaminas E, A y C además de minerales beneficiosos como el calcio, el magnesio o el zinc. Te ayudará gracias a su poder antioxidante y rejuvenecedor, además de que es muy energético.

Ingredientes:

  • 1 persimmon no muy maduro
  • 1/2 calabaza pelada
  • 1 pizca de jengibre
  • 5 zanahorias peladas

Preparación:

Para comenzar empieza lavando todas tus frutas y verduras. Pela la calabaza y reserva las semillas, ya que son muy ricas en nutrientes. A continuación introduce en tu licuadora todos los ingredientes hasta obtener el jugo. Para terminar, pasa la mezcla por un colador para que no queden grumos. Sirve templado y tomálo inmediatamente. Puedes añadir canela, la cual también ayuda a acelerar el metabolismo y entrar en calor.

Comida: Pasta de calabacín con salsa pesto

Esta es una de las recetas que te ayudará a obtener más densidad calórica así como a introducir más grasas saludables en tu dieta. Es una variante de la típica receta de pasta pesto pero en su versión crudivegana. Necesitarás un espiralizador para hacer los fideos de calabacín y una batidora para hacer la salsa.

Ingredientes:

Pasta crudivegana

Para la pasta:

  • Un puñado de semillas de calabaza
  • 2 – 3 calabacines medianos
  • Tomates cherry para decorar

Para la salsa pesto:

  • 30 gramos de piñones crudos
  • 1/2 aguacate<br> 1/2 limón en jugo
  • Un puñado de albahaca fresca
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

Para comenzar, empieza lavando tus frutas y verduras. Corta los extremos de los calabacines y sitúalos en tu espiralizadora. Haz tu pasta y reserva en un bowl. A continuación, prepara tu salsa en la batidora introduciendo primero el jugo de limón, la albahaca, el aguacate y los piñones. Bátelo todo hasta obtener una consistencia homogénea parecida a una salsa. Para terminar, mezcla la preparación con la pasta y decora por encima con unas semillas de calabaza. Añade un poco de sal y pimienta a gusto si lo necesitas.

Cena: Sopa de remolacha con carne de coco

Esta sopa es ideal para el invierno pues es una receta templada alta en hierro, antioxidantes y grasas saludables, así como proteína completa. Es muy fácil de preparar y una alternativa cruda a las sopas tradicionles. Puedes tomarla como una cena ligera o acompañar con una ensalada cruda.

Ingredientes:

  • 1 remolacha cruda
  • El agua y la carne de un coco tailandés.
  • Unas hojas de albahaca
  • Un puñado de tomates deshidratados
  • Un vaso de agua caliente
  • Especias, sal y pimienta
  • Opcional: leche o yogur de coco

Procedimiento:

Para comenzar, empieza lavando cuidadosamente tus frutas y verduras. Pela la remolacha y córtala en finos cachos. A continuación, calienta un poco de agua a fuego muy bajo. Cuando esté caliente, introdúcela en la batidora junto con los otros ingredientes. Tritura hasta obtener una mezcla homogénea y sírvelo en un bowl para sopa. Puedes decorarlo por encima con unas hojas de albahaca.

Hasta aquí mis consejos para comer crudivegano en climas fríos y lo que yo como en un día de otoño/invierno en una dieta cruda. Espero que te hayan servido de ayuda estos tips y recetas. ¡Te animo a seguir una dieta vegana, crudivegana o con una gran abundancia de alimentos vivos! Siendo consciente de lo que comes estarás ayudando enormemente a tu salud y al planeta.

¡Muchas gracias por tu visita y que tengas una feliz semana!

Si te ha gustado, puedes valorar el articulo
recipe image
Nombre
¿Cómo seguir una dieta crudivegana en climas fríos?.
Autor
Publicado el
Puntuación
51star1star1star1star1star Based on 4 Review(s)

Si te ha gustado por favor compártelo en las redes
Facebook
Facebook
Instagram20k
Google+
Google+
https://philosophyandfruit.com/dieta-crudivegana-climas-frios/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *