Cómo madrugar con éxito.

 

Siempre me había parecido un sacrificio inmenso levantarse temprano. Sin embargo, nunca me plantee que llegaría a levantarme a las 5 de la mañana todos los días para hacer deporte.

Seamos sinceros: madrugar sin duda es uno de los hábitos que más gente desea adquirir, pero sin embargo uno de los más difíciles. Sin embargo, es uno de los hábitos que harán cambiar tu vida. En este artículo te cuento las claves que me ayudaron a conseguirlo.

 

El reto

Desde hace tiempo, me intrigaba mucho el mundo de los retos en internet y las redes sociales, en especial en Youtube, donde la gente comparte sus “challenges intentando cumplir retos extremos por una semana. Desde la dieta militar, la rutina de ejercicio de Victoria’s Secret, o levantarse a las 5 a.m., todos estos retos  me parecían siempre muy interesantes y entretenidos, ya que se creaba todo un reality show alrededor de la persona que vivía semejante experiencia. Era transformador y poco a poco, ibas viendo al protagonista adaptarse a los nuevos hábitos, convirtiéndose en una nueva persona.

Nunca pensé que yo me embarcaría en uno de ellos. Todo empezó con la idea de tener más tiempo para mis proyectos, así como hacer más ejercicio, pero; la verdad es que cambió mi vida y forma de pensar por completo.

Cómo madrugar con éxito


A continuación recopilo los tips que más me han ayudado en este reto:

Encuentra tu motivación para levantarte temprano

La motivación es literalmente la clave. Si quieres madrugar con éxito, debes tener una motivación. Si no tienes un Why que te motive, levantarte de la cama será muy difícil. Especialmente si lo que haces no te apasiona, madrugar puede ser misión imposible. Sin embargo, puedes solventar esto introduciendo actividades que te resulten agradables al principio del día. Si no te gusta hacer deporte intenso, no intentes hacerlo nada más levantarte, ya que entonces, probablemente no lo consigas. Empieza por darte un baño, o quizá leer un libro que te guste, salir a dar un paseo por la montaña, preparar un delicioso desayuno… Todas esas cosas te harán tener una motivación para levantarte y harán del hábito algo mucho más placentero.

Si por ejemplo quieres empezar un nuevo negocio o proyecto, levantarte pronto te puede ayudar enormemente a empezar. Tendrás más tiempo extra para dedicarte a lo que te apasiona y evitarás el estrés antes de ir a trabajar.

Empieza el día con una rutina de mañana productiva

Algo que me ayudó mucho y realmente me hizo sentir mejor fue tener una rutina de mañana dónde soy altamente productiva. Puedes ir a hacer deporte, escribir, hacer tus tareas, crear algún tipo de arte etc. Todas estas actividades pondrán tu cerebro en el modo creativo, dejarás de consumir contenido durante el día y estarás más enfocado en producirlo. Después de tu rutina de mañana, te sentirás listo para afrontar lo que sea.

Anota tus planes para el día siguiente en  la noche anterior

El día anterior, quieres hacer una lista de todas las cosas que tienes en mente hacer al levantarte. Planea bien el día, y muy importante, ponle una, o varias, intenciones. Escribirlas en un papel y visualizarlas te facilitará el proceso muchísimo.

 

Tómate tu tiempo y ve poco a poco

Aunque personalmente a mi me funcionó hacerlo de un día para otro, entiendo que para algunos esta opción no es posible. Puedes ir adaptándose poco a poco adelantando tu alarma unos 15 o 20 minutos cada día, hasta que consigas levantarte a la hora deseada. Date tiempo para conseguirlo y tendrás más posibilidades de ser consistente con ello.

Dedica tiempo a meditar y reflexionar sobre tu día

Madrugar te da mucho tiempo para estar contigo mismo y observar que es lo que está pasando en tu vida en ese momento. Tienes tiempo para la reflexión. Puedes utilizarlo para quererte a ti mismo, bien meditando, escribiendo en un diario o cuidando a tu cuerpo de forma relajante. También puedes hacer algún tipo de deporte suave, como por ejemplo yoga, tai-chi o estiramientos.

 

Deja de ponerte excusas

A menudo nos ponemos excusas para no hacerlo: pensamos que no es para nosotros, que somos más productivos en la noche (lo cual es mentira, porque en la noche el cansancio aumenta y el cerebro está pensando en irse a dormir) y un largo etcétera. Si de verdad quieres lograrlo, deja las excusas y sal de la cama tan pronto como suene tu alarma. Al fin y al cabo, cuando ya estás despierto, no es para tanto ¿verdad?

 

Tómate un momento de paz como recompensa

Algo que también me gusta hacer en las mañanas es pasar un tiempo inspirándome en las redes sociales, ya sea mirando fotos de recetas que quiero hacer, leyendo un blog de alguien que me inspira o quizá leyendo frases positivas en pinterest.

Todas las mañanas, tómate un momento de paz para disfrutar de aquello que te gusta antes de empezar el día. Es tu regalo por haber madrugado.

 

Algunos otros tips que pueden ayudarte a conseguirlo son; beber agua antes de acostarte, lavarte la cara con agua fría nada más levantarte, dormir con las ventanas entreabiertas y con las persianas subidas, no dormir más en fin de semana e irte a dormir y levantarte a horas regulares durante toda la semana.

Beneficios de levantarse temprano:

Estos son los beneficios que más destacan entre aquellos que madrugan frente a los que no lo hacen:

  • Mayor productividad

  • Mejor humor, positividad y salud

  • Más tiempo para trabajar en tus proyectos

  • El metabolismo del cuerpo se activa, liberando endorfinas

  • Más vitalidad y energía para hacer ejercicio

  • Lo mejor de todo: la paz y armonía de la mañana. ¡El mundo es tuyo!

 

Mi experiencia

Después de un mes realizando este reto, puedo decir que me siento increíblemente bien. Por un lado, mis niveles de productividad han aumentado, y por otro lado, el estrés y ansiedad han disminuido. Ahora me muevo mucho más y me mantengo activa todos y cada uno de los días.

Mi rutina de mañana se ha convertido en una preparación mental para afrontar mi día: sin ella nada sería posible. La mayor ventaja que encuentro, es que como ya he establecido unos tiempos predeterminados para hacer deporte y estar conmigo misma,  no necesito preocuparme de ello durante todo el día.

Antes de este reto, no tenía un orden, simplemente tareas. Cuando empecé a hacerlo pensé que no duraría mucho, sin embargo, mis patrones de sueño se han restablecido y adaptado al nuevo horario.

En general, estoy muy contenta con cómo madrugar le sienta a mi cuerpo y no lo cambiaría por nada.

Si quieres saber más sobre mi experiencia, te invito a ver el vídeo de éste reto que hice en Youtube:

Aún no está en español, por lo que puedes verlo en inglés si quieres.

Más inspiración para levantarse temprano

 

 

 

 

 

 

Raquel Abellán Ruíz

Descubrí el veganismo en un momento muy importante de mi vida, y, desde aquel entonces, supe que no se trataba de una dieta más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *