¿Cómo amar a tu cuerpo? Mis consejos para apreciar a tu cuerpo.

¿Te has preguntado alguna vez cuan importante es la perspectiva que tenemos sobre nuestro propio cuerpo? Nuestra visión de nosotros mismos, junto con nuestros pensamientos tienen un impacto decisivo en nuestra salud y bienestar. Éstos influyen no sólo en cómo nos sentimos, sino también en nuestra apariencia y en como se manifiestan nuestros genes, así como en la imagen que proyectamos de nosotros mismos.

Es cierto que apreciar a nuestro cuerpo tal y como es puede ser una tarea difícil, sin embargo, esto te reportará muchos beneficios a largo plazo, e incluso puede cambiar tu vida.

Debemos ser conscientes de que, dado a la sociedad en la que vivimos, la mayoría sentimos insatisfacción con nuestro cuerpo o tenemos pensamientos negativos en cuanto al mismo. Esto es debido a unos ideales imposibles que nos son impuestos socialmente. Fuera de estos pero, existe la posibilidad de mantener una relación sana y respetuosa con nuestro cuerpo.

Aprender a amar tu cuerpo y tener una actitud compasiva contigo mismo es una de las claves para vivir de manera feliz y tranquila. Si quieres aprender las claves para ello te invito a seguir leyendo.

¿Qué significa amar a tu cuerpo?

Amar a tu cuerpo significa mirarte con curiosidad y desde el amor en lugar del odio. No juzgarte por tu forma física, no criticarte ni hablarte con desprecio. Dejar de buscar un cuerpo ideal y comprender que tu cuerpo ya lo es para ti, pues cada parte de nosotros mismos esta ahí por una razón. Aprender a aceptarnos tal y como somos necesario y el primer paso a tomar incluso si queremos cambiar.

A continuación, te dejo un recopilatorio de las que considero las técnicas más útiles para aprender a amar a tu cuerpo.

Consejos para amar a tu cuerpo

Afirmaciones positivas

Las afirmaciones positivas también forman parte del diálogo interno y pueden ayudarte a reprogramar tu subconsciente si las utilizas a diario. Algo tan sencillo como darte cumplidos a ti mismo puede cambiar el punto de mira de tu mente y hacerte sentir mejor. Actuar con confianza y seguridad también es una de las claves para amar tu cuerpo.

No te compares con los demás

La comparación es el mayor ladrón de la felicidad. Debemos centrarnos en ser mejores cada día, pero mejores con relación a nosotros mismos, y no respecto a los demás. La mayoría de las personas suele tener como patrones de comparación a otras personas. Desde pequeños nos hemos visto sometidos a constantes comparaciones con referencias externas, reforzando conductas competitivas, alimentando celos y envidia y en el mejor de los casos desarrollando la comprensión y la empatía. Entiende que tu único punto de referencia eres tu mismo y no nada tienes en relación a los demás, en cuanto al aspecto y apariencia física (cada cuerpo es un mundo)

Cuida de tu cuerpo conscientemente

Cuidar a tu cuerpo en el aspecto físico es una de las formas más indudablemente efectivas de querer a tu cuerpo. Comer saludable, mantener una buena rutina de higiene te ayudarán a sentirte más cómodo y agusto contigo mismo. Así mismo, hacer deporte y mantener una buena rutina de sueño es imprescindible para desarrollar aprecio hacia nosotros mismos. Puedes modificar tu apariencia para sentirte mejor contigo mismo. Pero ten en cuenta que eso no es todo lo que importa. Cuidar otros detalles de tu aspecto físico como la vestimenta puede ser útil.  Intenta lleva que te siente bien, con la que te encuentres a gusto pero a la vez prioriza por la comodidad.

Ten un diálogo interno positivo

A menudo, nosotros somos nuestros peores críticos. Nos boicoteamos mentalmente y tendemos a buscarnos defectos allí donde no los hay. Mejorar tu diálogo interno es una de las claves para estar en paz con tu cuerpo. Empieza llevando tu atención en aquello que te gusta de ti y el enfoque de tu mente cambiará.

Permítete disfrutar de lo que te gusta

Es importante permitirnos disfrutar de aquello que nos gusta y no privarnos de nada. A menudo las dietas estrictas, o los comportamientos donde nos prohibimos algo generan tensión y discordancia para con nosotros mismos. Si te gusta algo que es perjudicial para tu salud, intenta buscar una alternativa saludable. Otra de las soluciones es permitirte comerlo de forma ocasional

Entiende que tu cuerpo sirve a un propósito mucho mayor

Debemos entender que nuestro cuerpo es algo que se nos ha dado para servir a un propósito mayor. Es nuestro vehículo a través de la vida y lo importante no es como nos vemos sino las actividades que desarrollamis con el. El propósito real de tu vida es hacer aquello que te gusta y ser feliz, y no manipular tu imagen física para adquirir un cuerpo perfecto o impuesto por los estándares sociales.

Conclusión:
Debemos aceptar nuestra individualidad y reconocer nuestras diferencias cómo algo único.

Apreciar y querer nuestro cuerpo tal y como es implica entender que el cuerpo perfecto no existe. Todos somos individualmente distintos y únicos. Debemos abrazar nuestras diferencias en lugar de criticarlas. La imagen personal es un tema complicado hoy en día, al que a menudo otorgamos más importancia de la que deberíamos. El simple hecho de tener un cuerpo sano y en funcionamiento ya es algo por lo que sentirte agradecido. Tu cuerpo es parte de aquello que te ha acompañado a lo largo de tu vida, estando contigo siempre a tu servicio incondicionalmente. Esto es más que una razón de peso para quererlo y apreciarlo.

Espero que este artículo te haya resultado útil y te invite a reflexionar. Te animo a ser más positivo y agradecido en la manera de relacionarte y ver tu propio cuerpo.

¡Saludos y muchas gracias por leer, que tengas una muy buena semana!

Si te ha gustado, puedes valorar el articulo
recipe image
Nombre
¿Cómo amar a tu cuerpo? Mis consejos para apreciar a tu cuerpo.
Autor
Publicado el
Puntuación
4.51star1star1star1star1star Based on 7 Review(s)

Si te ha gustado por favor compártelo en las redes
Facebook
Facebook
Instagram20k
Google+
Google+
https://philosophyandfruit.com/amar-cuerpo-aceptar-cuerpo/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *