¿Los carbohidratos engordan? ¿La fruta engorda? ¿El azúcar se transforma en grasa?

Uno de los mitos más extendidos sobre la alimentación es la falsa creencia de que los carbohidratos, ya sean simples o complejos, son los causantes de la ganancia de peso. Y es que al igual que las grandes corporaciones alimenticias se han encargado de hacernos creer que los productos animales son esenciales, también nos han hecho creer erróneamente que debemos temer a los hidratos y los azúcares y adorar a su vez a las proteínas y a las grasas.

Este falso mito es extendidamente conocido, ya que según la creencia popular los hidratos causan una subida de peso repentina ya que tenemos entendido que cuando comemos azúcares, simples o complejos, unos van destinados a ser convertidos en energía, y una gran mayoría se transforma en grasa al pasar el hígado.

Dicho de esta forma, la afirmación podría ser correcta, pero si la analizamos en su totalidad pasa por ser garrafalmente errónea, ya que la grasa en la que se transforman los azúcares y la grasa que llevamos puesta es algo bien diferente. Debemos también tener en consideración que nuestro cuerpo sólo transforma de hidratos a grasa una minúscula parte de lo que comemos, y además es extremadamente ineficiente haciéndolo.

 

De novo lipogenesis. Qué es y como funciona este proceso:

Para ser más exactos, precisaremos de términos científicos para explicarlo:

El proceso de sintetización de hidratos de carbono a grasa se denomina De Novo lipogenesis y es un proceso que transcurre en el hígado de ciertos animales, pero no habitualmente en el de los humanos. Este proceso es altamente eficiente en otros animales, ya sean los cerdos o las vacas, lo que les ha convertido a ellos en una comida muy común para la gente; pues son animales capaces de convertir carbohidratos bajos en energía (vegetales y granos) en grasas muy densas y altamente calóricas.

Por otro lado, los seres humanos somos altamente ineficientes en este proceso, por lo quede novo lipogenesis es algo que no ocurre en condiciones normales a la gente. Así pues, la creencia común de que el azúcar se transforma en grasa es científicamente incorrecta y no hay ningún desacuerdo en este tema en cuanto a investigación científica.

Pero, como hemos dicho antes, existen raras excepciones en las que podría acontecer este proceso: se ha probado que bajo condiciones experimentales de laboratorio, individuos sobrealimentados en azúcares simples acaban transformando una minúscula cantidad de azúcar en grasa, la cual va a parar a la sangre como triglicéridos.

En un estudio de sobrealimentación se probó que un individuo que se sobrealimentaba en un 50% (teniendo en cuenta que un adulto sano necesita mínimo 2000 kcal) acababa transformando tan sólo 4 gramos (36 calorías) de grasa diaria de los carbohidratos extras. Así pues, según éste hallazgo una persona tendría que sobrealimentarse en esa cantidad de comida y azúcar refinado cada día de su vida por cuatro meses sólo para ganar una libra de grasa.

En resumen, aunque consumamos cantidades sustanciales de azúcar, esta es una fuente de grasa de nimia importancia. ¿Y entonces, de dónde viene la grasa? Pues bien, la grasa que comemos es en su mayoría la que llevamos puesta. Es por eso que cada vez es más común recomendar una dieta baja en grasa y alta en carbohidratos a la hora de perder peso. Teniendo en cuenta que la principal fuente de energía de nuestro cerebro es la glucosa, y que tenemos trillones de células que se alimentan en ella, no parece tan mala idea comer de esta forma.

Aspectos a tener en cuenta:

  • Los carbohidratos se almacenan como agua. Por cada gramo de carbohidratos que comemos necesitamos 3 gramos de agua para almacenarlo. Es por eso que muchas dietas low carb proclaman conseguir resultados rápidos cortando los con carbohidratos y pérdiendo ese peso en agua. Aunque a corto plazo aunque nos de un aspecto más delgado y tonificado, se trata de una deshidratación temporal del cuerpo y no supone ninguna pérdida de grasa alguna, y además es muy poco saludable.
  • La fibra de los alimentos ricos en carbohidratos (frutas, verduras, legumbres y granos) favorece especialmente la pérdida de peso, ya que ayuda a “arrastrar” latoxemia almacenada en el cuerpo y los intestinos.
  • Factor termogénico-metabólico: cada vez que comemos, nuestro cuerpo produce calor y gasta energía en procesar los alimentos. Las comidas abundantes en volumen pero de baja densidad calórica aceleran el metabolismo, pues nuestro cuerpo gasta más energía en procesarlas que la que obtiene de las mismas.
  • La única manera de subir de peso en una alimentación rica en carbohidratos es añadiendo gran cantidad de grasa. El azúcar de por sí no es peligroso, pero mezclado con la grasa puede generar grandes problemas (por ejemplo, la diabetes,que viene a ser la causa de esta explosiva mezcla).

[sociallocker]http://philosophyandfruit.com/regalo.pdf[/sociallocker]

Fuentes que se han usado para la redacción de este artículo:

Dr. John Mcdougall https://www.drmcdougall.com/

Dr. Michael Greger http://nutritionfacts.org/

Si te gustado y te interesa el tema te recomiendo estos libros:
                                                         

 

Philosophy and fruit

 

Sumario
Nombre del articulo
¿Los carbohidratos engordan? ¿La fruta engorda? ¿El azúcar se transforma en grasa?
Descripción
Uno de los mitos más extendidos sobre la alimentación es la falsa creencia de que los carbohidratos son los causantes de la ganancia de peso.
Autor
Publisher
Philosophy and fruit
Logo
Comparte en las redes
Facebook
Facebook
Instagram
Google+
Google+
YouTube
Pinterest
Etiquetado ,,,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *