El aceite… ni es un alimento, ni es saludable.

El aceite.

Actualmente el aceite es un producto consumido frecuentemente en todas sus variedades, y usado de manera particular en nuestro país como parte de nuestra gastronomía  mediterránea característica.

Sin embargo, por muy seductores que puedan parecernos, los aceites vegetales (como el aceite de canola, palma, soya, girasol, maíz o incluso el de oliva) no son especialmente favorables a nuestra salud ni mucho menos al control de nuestro peso.

A continuación, demostramos que, en contra de la creencia popular, existen numerosas razones a favor para evitar esta sustancia en nuestra dieta:

Es pura grasa líquida.ensalada mixta con aceite de oliva

  • Todos los aceites (incluido el de oliva) no contienen valor nutricional alguno y son pura grasa líquida, la que es fácilmente acumulada por el cuerpo, pues ésta no necesita de conversión alguna para ser almacenada. 

Ni un gramo de fibra.

  • Además de tener un aporte nutricional pésimo, el aceite tampoco tiene ni un gramo de fibra, minerales o vitaminas. Sus calorías son 100% calorías provenientes de grasas.

Grasas perjudiciales para la salud.

  • Tanto la grasas saturadas como las insaturadas presentes en el aceite son malas para la salud, pues son perjudiciales para el endotelio y sus células. (la capa más interna de la arteria). Las células endoteliales fabrican una molécula protectora de gas llamado óxido nítrico, que protege nuestros vasos sanguíneos, y permite que la sangre fluya sin problemas. El óxido nítrico es un dilatador de nuestros vasos sanguíneos, que inhibe la formación de bloqueos (placas) inhibe la inflamación. Es por eso que el daño en el endotelio es una lesión que nos predispone totalmente a padecer enfermedades cardiovasculares.
  • El aceite de oliva, juntamente con la carne y los lácteos, han sido relacionados con el crecimiento ciertos tipos de cáncer, especialmente el cáncer de pecho.

Calorías vacías.

  • Una sola cucharada de aceite contiene más de 120 calorías vacías, que por ejemplo equivaldrían en comida real  a casi un kilo de tomates, medio de fresas o dos manzanas medianas.

aceite2

Mucho más peligroso al calentarse.

  • Aunque el uso del aceite en frío es menos perjudicial (pues provoca los daños anteriores y el taponamiento de las arterias) al calentarse, esta sustancia se vuelve aún más peligrosa: cuando el aceite está caliente y se oxida produce un tipo de grasas denominadas grasas trans. Los ácidos grasos trans no solo aumentan la concentración de lipoproteínas de baja densidad (LDL) en la sangre sino que disminuyen las lipoproteínas de alta densidad (HDL, o lo que coloquialmente llamamos “colesterol bueno”), dando lugar a un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Colapso progresivo de los vasos sanguíneos.

  • Los aceites vegetales crean el colapso progresivo de los vasos sanguíneos después de su  consumo, impidiendo la circulación de la sangre de manera normal y fluida. Esto puede afectar al movimiento de la sangre y a que tan eficientemente nuestros músculos procesan la glucosa. Es probable que nuestra energía, rapidez mental o eficiencia en general se vea afectada si consumimos aceite; o si llevamos una alimentación alta en grasas en general, pues al estar la sangre obstruida, la glucosa no puede llegar a las células tan rápidamente.

Producto artificial.

  • Se trata de un producto artificial, no un alimento entero: el aceite se obtiene a través de su extracción de las plantas, por lo que no es un alimento como tal. Las plantas, en cambio, son un alimento, y tienen un aporte mucho más completo y nutritivo que el aceite. El aceite es un componente aislado de el alimento, pues se trata sólo de la grasa líquida del alimento. Es  por eso que es mucho mejor consumir las grasas saludables que necesita nuestro cuerpo en forma de alimentos completos (aguacates, olivas, cocos, nueces, semillas…) en lugar de su versión en aceite. De esta forma obtenemos más nutrientes, proteínas, carbohidratos, vitaminas, minerales, agua y fibra. Y estos nos ayudaran a procesar la grasa mucho mejor y evitar el aumento de peso por la misma, y a la vez estarán contribuyendo a nuestra salud y bienestar general.

Conclusión

aguacate

Como conclusión, podemos estar seguros de que el aceite no se trata de un alimento ideal  y ni mucho menos un contribuyente a nuestra salud.
Se trata de un componente procesado muy alto en grasa que no ayuda al funcionamiento del organismo, ya que tiende a colapsar las arterias deteriorando el funcionamiento del organismo.

Así pues, nuestra prioridad es seguir una dieta saludable, natural, compuesta de alimentos enteros. (frutas, verduras, legumbres, granos integrales…) Es mucho mejor que consideremos dejar el aceite de lado, dado que se trata de una sustancia antinatural y en absoluto beneficiosa para la salud.

 

Fuentes del artículo:

El Dr. Esselstyn, ¿Por qué eliminar la dieta de aceite por completo. Http://www.dresselstyn.com/site/faq/

El Dr. Esselstyn, No hay aceite, ni siquiera el aceite de oliva.  Https://www.youtube.com/watch?v=b_o4YBQPKtQ

El Dr. Michael Greger, la función de aceite de oliva y la arteria. Http://nutritionfacts.org/video/olive-oil-and-artery-function/

 

Filosofía y fruta

Sumario
Nombre del articulo
El aceite… ni es un alimento, ni es saludable.
Descripción
Por muy seductores que parezcan, los aceites vegetales, como el aceite de palma, soya, girasol, maíz o incluso el de oliva, no son saludables.
Autor
Publisher
Philosophy and fruit
Logo
Comparte en las redes
Facebook
Facebook
Instagram
Google+
Google+
YouTube
Pinterest
Etiquetado ,

Un pensamiento en “El aceite… ni es un alimento, ni es saludable.

  1. ¡TE AMO POR HABER ESCRITO ESTE ARTICULO! Esta muy bien explicado. Yo ya hace un tiempo que no lo consumo, y gracias a tu articulo espero que mi madre me crea ya de una y tambien lo deje estar. Besos desde Holanda xx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *